Reseña de 'Legado en los huesos', de Dolores Redondo

22 jun. 2017

¡Un mes os he tenido abandonados! No tengo remedio, lo sé, pero mi vida ha dado un giro inesperado las últimas semanas y si os digo la verdad he estado un poco de bajón y no me ha apetecido ni leer. ¡Y este calor infernal tampoco ayuda! Se me acumulan las reseñas de autores indies, pero mientras las preparo, os dejo con la segunda entrega de la 'Trilogía del Baztán', de Dolores Redondo, que terminé hace apenas unas horas. ¡Espero que os guste!



Sinopsis

El juicio contra el padrastro de la joven Johana Márquez está a punto de comenzar. A él asiste una embarazada Amaia Salazar, la inspectora de la policía foral que un año atrás había resuelto los crímenes del llamado basajaun, que sembraron de terror el valle del Baztán. Amaia también había reunido las pruebas inculpatorias contra Jasón Medina, que imitando el modus operandi del basajaun había asesinado, violado y mutilado a Johana, la adolescente hija de su mujer. De pronto, el juez anuncia que el juicio debe cancelarse: el acusado acaba de suicidarse en los baños del juzgado. Ante la expectación y el enfado que la noticia provoca entre los asistentes, Amaia es reclamada por la policía: el acusado ha dejado una nota suicida dirigida a la inspectora, una nota que contiene un escueto e inquietante mensaje: «Tarttalo». Con una sola palabra, se destapará una trama sobrecogedora que envuelve a la inspectora hasta un trepidante final. Segunda parte de la Trilogía del Baztán. (Fuente: Casa del Libro)


Opinión

Regresamos al Baztán de la mano, una vez más de la Inspectora Salazar. La verdad es que el recurso de ambientar la novela en estos bellos parajes navarros es magnífico, ya que dotan a toda la trama de un suspense que atrapa al lector desde el principio al final. Lo que más me ha gustado ha sido la evolución del personaje de Amaia. Ella está cambiada tras los acontecimientos que tuvieron lugar en la primera novela y su vida, tras convertirse además en madre, parece un tanto desbocada, lo que hace que su pericia como detective sea más extraordinaria. Me encanta el personaje por sus contrastes y por toda la carga emocional que porta a sus espaldas y que se relaciona con la trama de una manera que solo Dolores Redondo sabe describir. Porque eso es incuestionable, Redondo sabe lo que hace y su prosa esmerada, directa en algunas ocasiones y bella, consiguen enganchar a cualquier lector. Ya dije en una ocasión que era una de las pocas escritoras que conseguía trasladarme al lugar de la acción con la única ayuda de sus palabras y eso tiene mucho mérito. 
He percibido que la trama policiaca ha evolucionado enormemente desde el primer libro. Si bien los hechos que aquí se cuentan guardan relación con 'El guardián invisible', es cierto que ha habido ciertos momentos en los que, en mi modesta opinión, sucedían demasiadas cosas y había que poner atención a muchos aspectos a la vez, cosa que unida a mi reciente crisis lectora, me han hecho un poco difícil seguir el hilo en algunos momentos. Pero es digno de admirar el trabajo de investigación que Redondo ha llevado a cabo para construir una trama no solo de suspense, sino de misterio histórco y terror. De hecho, para mí ha sido todo un descubrimiento enterarme de ciertas cosas que se narran en la novela. 
Otro aspecto que me ha gustado mucho es el amplio catálogo de personajes secundarios, desde las hermanas de Amaia a la Tía Engrasi, que me enamora y Jonan, del que me declaro fan incondicional. ¿Para cuando un spin off de este personaje? 
A pesar de mi crisis lectora y haberme perdido en algún momento, estoy enganchada a la Trilogía del Baztán y estoy deseando poder hincarle el diente al último tomo de la saga. ¿A qué esperáis para perderos en el valle junto a Amaia Salazar? 


1 comentario:

  1. Hola!! Una gran reseña, tendré en cuenta este libro. Es la primera vez que me paso por aquí, así que ya me tienes como seguidora. Te invito a mi blog por si quisieras pasarte, sin compromisos: elaventurerodepapel.blogspot.com.es Besos!!

    ResponderEliminar