Reseña de 'La chica de antes', de J.P Delaney

21 may. 2017

Hoy os traigo la reseña de uno de esos libros que se están convirtiendo en un fenómeno en prácticamente toda Europa. Se trata de 'La chica de antes', de J.P Delaney, una obra en la que suspense, romance y erotismo se mezclan para dar lugar a una historia que, en mi modesta opinión, hace aguas por todas partes. Pero vamos a conocer un poco más sobre su argumento antes de pasar a la reseña, ¿os parece?



Sinopsis: Es una casa espectacular. Elegante, minimalista. Toda ella respira buen gusto y serenidad. Justo el lugar que Jane estaba buscando para empezar de cero y ser feliz.
Aunque lo extraordinario es que se la ofrecen por un alquiler irrisorio. Solo tiene que completar un peculiar formulario de solicitud y aceptar sin condiciones las reglas impuestas por su propietario y creador, un enigmático arquitecto.
Al poco de instalarse, Jane descubre que algo le pasó allí a la inquilina anterior, Emma. Y empieza a preguntarse si no estará repitiendo las mismas elecciones, los mismos errores, las mismas sospechas que la chica de antes.

Opinión
Resulta complicado no pensar en títulos como 'La chica del tren' o 'Cincuenta sombras de Grey' cuando se empieza a leer 'La chica de antes'. De hecho, creo que el autor ha bebido mucho de estos dos libros para crear esta historia de suspense, obsesión y erotismo hasta tal punto que hay pasajes que se asemejan mucho a ellos. 
No voy a mentir, es una novela entretenida, pero ese entretenimiento se mantiene hasta más o menos la mitad del libro. A partir de cierto punto, la acción decae y el autor comienza a centrarse en unos problemas demasiado banales y que nada interesan al lector
Es cierto que la casa en la que se desarrolla la historia juega un papel muy interesante en la trama, convirtiéndose en un personaje más. La lástima es que el resto de personajes, Jane, Emma, Edward y Simon son demasiado pobres y plagados de clichés. Pero si tuviera que salvar a uno, rescataría sin lugar a dudas a Emma, una de las inquilinas de la casa o 'La chica de antes'. Este personaje tiene muchos matices y tiene una historia personal y un pasado truculento que captan la atención del lector hasta el final de la novela. 
El resto de personajes, como digo, llenos de clichés y en cierto sentido vacíos. Tengo la sensación de que se me ha vendido otro episodio enfermizo de Christian Grey porque Edward, el protagonista masculino de la novela, es una copia barata de él. 
Otro de los puntos flacos de 'La chica de antes' es su resolución. Durante toda la novela se hace creer al lector que el desenlace va a ser apoteósico y que nos va a dejar con la boca abierta. Nada más lejos de la realidad. La resolución en cierta medida se espera y cuando llega no sorprende ni un ápice. 
En definitiva estamos ante un producto (que por cierto, va a contar con adaptación cinematográfica), con muchas pretensiones pero que, por desgracia, no llega a funcionar del todo. No puedo decir que no me haya gustado, pero tampoco es uno de mis favoritos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario