Reseña de 'A ciegas', de Josh Malerman

19 may. 2016

La reseña de hoy se me antoja un tanto agridulce. En primer lugar, llevaba como mucho tiempo queriendo leer este título y las ganas que tenía eran demasiadas, pero por a o por b no había podido hacerme con él hasta hace dos semanas aproximadamente. Como podréis imaginar, las expectativas que tenía con 'A ciegas', de Josh Malerman, eran bastante altas. En segundo lugar, la lectura se me ha hecho bastante entretenida pero en tercer y no por ello menos importante lugar, me ha parecido que le falta algo para llegar a ser una lectura redonda. En otras palabras, mis expectativas no se han visto satisfechas, por desgracia. ¿Me ha gustado? Sí. ¿Esperaba más? También. ¿Se podría mejorar? La verdad es que sí. 
'A ciegas' es la primera novela de Josh Malerman, músico y vocalista del grupo The High Strung. Siendo sincera, como primera incursión en el mundo de la literatura, no está mal. El argumento y sobre todo la forma en la que Malerman narra la trama resulta cuanto menos interesante. Pero, ¿de qué trata 'A ciegas?
Cinco años después de que diera comienzo la pesadilla, los pocos supervivientes que quedan viven refugiados en el interior de casas y edificios, protegidos por puertas cerradas y ventanas con las cortinas echadas. Malorie, que ha conseguido sobrevivir en una casa abandonada junto a sus dos hijos, decide abandonar la seguridad de su refugio para emprender un viaje por el río hacia un lugar mejor. En esta peligrosa odisea a ciegas, Malorie sólo podrá confiar en su instinto y en el entrenado oído de los niños, que no tardarán en descubrir que algo los sigue. Pero, ¿qué es? Inmersa en la oscuridad, rodeada de sonidos, familiares unos, estremecedores otros, Malorie se embarca en una tremenda odisea; un viaje que le llevará a un mundo sin visión y de vuelta a su pasado. En un mundo que ha enloquecido, ¿se puede confiar en alguien?


A primera vista nos podemos encontrar con la típica historia de supervivencia, un tanto distópica, me atrevería a decir, con ciertas pinceladas de ciencia ficción y terror, pero en realidad, tras la lectura, me parece que 'A ciegas' trata más sobre hasta dónde está dispuesta a llegar una madre para proteger a sus hijos de un mundo que se ha tornado oscuro y peligroso. Malorie es un personaje protagonista muy fuerte, una joven mujer que hace lo que hace por y para proteger las vidas de sus dos hijos, a los que ha adiestrado desde pequeñitos para sobrevivir y hacer frente a esas criaturas que desataron el desastre. Todo ello siempre con los ojos vendados. Es precisamente el elemento de la venda en los ojos el más atractivo de la lectura. ¿Os imagináis una vida con una venda cubriendo vuestros ojos? En ese sentido, Malerman ha sabido captar muy bien esa esencia, la del miedo y el desconcierto que a un ser humano le puede sobrevenir cuando, pudiendo ver, no pueden vivir un solo día sin proteger sus ojos con una venda, pañuelo, casco o incluso... disolvente. 
Pero como digo, no todo en 'A ciegas' es perfecto. En mi opinión hay dos fallos que hacen que la historia no sea del todo perfecta. Por un lado, resulta un tanto decepcionante no llegar a saber a ciencia cierta a qué se enfrentan los personajes. Sabemos que temen a unas criaturas pero, ¿quiénes son? No sé, me habría gustado ponerles cara aunque, si me paro a pensarlo, quizá resulta más aterrador no conocer la identidad de aquello que te da miedo, ¿no? Por otra parte, hay momentos en los que el ritmo de la novela, sobre todo alrededor de la mitad, decae un poquito y creo que se debe al escaso atractivo y atención que despiertan los personajes secundarios. Hay que admitirlo, 'A ciegas' es una novela en la que solo Malorie sobresale. 
No obstante, la lectura a rasgos generales me ha resultado entretenida. Con casi trescientas páginas, es un libro que se lee bastante rápido y que conseguirá mantener al lector atrapado hasta el final.


Veredicto

No hay comentarios:

Publicar un comentario