Reseña de 'Calle Dublín', Samantha Young



Hacía un poco de tiempo que no subía una reseña de autor consagrado, por lo que hoy ha llegado el momento de dedicarle un espacio a la novela que he intentado leer (sí, no la he podido terminar) y cuyo título me llamó mucho la atención en un principio. Se trata de 'Calle Dublín', de Samantha Young y la verdad, solo puedo decir que, a pesar de que la autora escribe bastante bien, el argumento y los personajes me han parecido, hasta donde he conseguido llegar, superficiales, planos y estereotipados a más no poder. Antes que nada quiero aclarar que pertenece al género romántico erótico y en mi inocencia pensé, bueno, voy a darle una oportunidad a otra novela de este tipo después de mi enorme decepción barra enfado barra cabreo monumental con 'Cincuenta Sombras de Grey'. De verdad que estaba dispuesta, pero al ir pasando las páginas de la novela me he ido encontrando con los mismos clichés y estereotipos que abundaban en la novela de E. L James. Desde aquí lanzo un mensaje desesperado a todos aquellos escritores y escritoras que escriben este tipo de géneros. ¡Originalidad, por favor! ¡Basta de crear una historia con los mismos patrones! Si no me creéis, aquí os dejo una lista con todos los estereotipos que aparecen en 'Calle Dublín' y se repiten en 'Cincuenta sombras de Grey'. Ahh, por cierto, estos patrones se repiten en otras novelas del mismo género que he intentado leer.


- Chica con pasado turbulento y con problemas de personalidad. 
- Protagonista masculino más millonario que todos los millonarios de este país juntos. Dueño de no sé cuantas empresas, propietario de no sé cuantos coches, vestido siempre con trajes caros... ¿Por qué no ponen de protagonista a un albañil, por ejemplo?
- El personaje masculino no es guapo ni nada. ¡Es hipermegasuper perfecto y tiene un físico que te caes muerta de lo bueno que está! Aunque bueno, en este caso, Braden tiene los dientes un pelín torcidos. 
- El personaje femenino tiene un nombre bastante rimbombante, Jocelyn y siempre que le llaman Jocelyn se enfada y dice "me llamo Joss". ¿Os suena de algo? Por favor... llámame Anna....
- El personaje masculino tiene un carácter un poco complicado y difícil de soportar, pero aún así la protagonista femenina se lo quiere trincar. 
- El personaje masculino, cuando se dirige a la protagonista femenina termina la frase con un nena
- El protagonista masculino es un mal hablado. ¡En serio, si a mí me dicen las cosas que le dice a Jocelyn, perdón Joss, le parto la cara!
- La protagonista femenina tiene una amiga de lo más pesada. 
- La protagonista femenina pasa de arreglarse y quiere pasar desapercibida. 



Y podría seguir... En serio, hay miles de formas de escribir una buena historia de estas características. Vale, quizá es que yo soy más fan de las historias románticas, que ojo, tienen su parte erótica perfectamente escrita y definida, pero de verdad, es que empiezo a cansarme de los mismos clichés
El único punto a favor que le puedo dar a la novela es que la autora redacta bastante bien, cosa que después de haber leído 'Cincuenta sombras de Grey' no es muy complicado. También se mete bastante en el pasado de la protagonista, para poder comprender bien por qué es tan rara e insufrible. 
Cierro post pidiendo de nuevo....¡Originalidad por favor!

Veredicto

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Se pueden leer varios libros a la vez?

Reseña indie 'El secreto de la caja de sándalo: Sherlock Holmes', de Ana María Trigo

Reseña 'Un segundo amanecer', de Charles Martin

Reseña de 'La piel fría', de Albert Sánchez Piñol