Reseña de 'El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares', de Ramson Riggs

12 jul. 2016

Como ya adelanté en el pasado post de las lecturas que tenía planeadas hacer durante el verano, decidí darme una oportunidad para adentrarme de lleno en el género de la fantasía, que ya de por sí no me atrae mucho. El motivo por el que me decanté por 'El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares', de Ramson Riggs, fue principalmente cinematográfico, ya que vi el tráiler de la adaptación que Tim Burton ha hecho y que se estrenará en los cines en unos meses. La cuestión es que Tim Burton me gusta mucho, ya no solo por las historias por las que suele decantarse para plasmar en la gran pantalla, sino también por el estilo visual tan característico que aporta al cine. Y pensé, esta nueva historia que parece habernos devuelto al Burton de los orígenes tiene que estar bien. De ahí que se convirtiera en mi próxima lectura. Desgraciadamente no he podido terminar el libro y sé que en gran parte se ha debido a mi poco gusto por el género. 
El argumento de 'El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares' nos presenta a Jacob, un adolescente que creó un vinculo muy especial con su abuelo, que le contaba extrañas historias y le enseñaba fotografías de niñas levitando y niños invisibles. Un día, su abuelo fallece en misteriosas circunstancias y lo último que nuestro protagonista conoce, la única pista con la que cuenta para descubrir si esas historias fueron reales es una carta escrita por una tal Miss Peregrine. Ahora, siguiendo la pista de la carta, emprende un viaje hacia la isla remota de Gales en la que su abuelo se crió. Allí, encuentra vivos a los niños y niñas de las fotografías aunque los lugareños afirmen que murieron hace muchos años


En un principio, el planteamiento original me atrapó bastante y llegó incluso a recordarme un poco a 'El príncipe de la niebla', de Carlos Ruiz Zafón, pero a medida que pasaba las páginas mi interés empezó a decaer. Como ya digo, parte de culpa de que no me haya gustado es por mi propio rechazo al género de fantasía. He intentado que me guste y de hecho, hay algunas novelas que lo han hecho, pero en este caso no he sentido esa conexión como lectora que se supone debería haber sentido. Además de mis posibles prejuicios, creo que también ha podido producirse por el lento desarrollo de la primera parte de la novela, lo que es una lástima, porque el principio resulta inquietante cuanto menos. Esa lentitud y unos pasajes demasiado descriptivos y, en mi modesta opinión, poco necesarios para el avance de la trama, provocaron que, finalmente, tras muchos intentos, abandonara la novela en torno a la página cien. 
No obstante, no todo es negativo en 'El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares'. Por un lado, el personaje de Jacob está muy bien definido y resulta de lo más interesante y entrañable para el lector. En segundo lugar, la prosa y el estilo de Ramson Riggs es cuanto menos digno de mención. Cierto que es que algunos de los pasajes son demasiado descriptivos, pero otros en cambio, son bellos y hermosos, sobre todo los referidos a la descripción de los paisajes desoladores de la misteriosa isla galesa. 



Pero si hay algo que sí me ha gustado y que me ha parecido de lo más original han sido las fotografías que acompañan los capítulos de la novela. En ellas podemos ver a esos niños peculiares, ayudar a nuestra imaginación a visionarlos. ¡Hasta podemos ver una fotografía de Miss Peregrine! De verdad, la idea supongo de la editorial de incluir estas imágenes es de lo más acertada a la par que perturbadora. Os dejo algunas de esas imágenes a continuación.

Dicho esto, os dejo la valoración de la novela de la que creo, llegaré a ver la adaptación al cine por eso de que soy más o menos fan de Tim Burton.

Veredicto






No hay comentarios:

Publicar un comentario