Reseña de 'La chica del tren', de Paula Hawkins

Ya está. Se ha terminado. No he tardado más de dos días en leer el que está siendo el fenómeno más grande en el mercado editorial mundial de estos momentos. En 48 horas me he leído 'La chica del tren', de Paula Hawkins y todavía no sé muy bien si me ha gustado o no. Creo que voy a decantarme por decir que ha sido una lectura que me ha entretenido, pero que me ha dejado un sabor un tanto agridulce. En otras palabras, después de haber sido bombardeada día tras día con publicidad al respecto de la novela, de conocer los increíbles datos de venta que está teniendo (ya va por la octava edición), me esperaba mucho, pero que mucho más
'La chica del tren' es una novela de suspense en la que Rachel, una mujer alcohólica y desempleada, se monta todos los días en el mismo tren que va hasta Londres para, simplemente, ver discurrir la vida ante sus ojos. De tantas idas y venidas, ha acabado convirtiéndose en observadora de todo lo que sucede en las casas que va dejando atrás y en concreto de una. Son solo unos segundos, lo que dura el stop de un semáforo en el que el tren se detiene. Rachel ve todos los días a una pareja, desayunando en la terraza, haciéndose arrumacos... Son perfectos. Siente que los conoce y hasta imagina que sus nombres son Jess y Jason, pero lo que Rachel no sabe es que todo va a cambiar y que Jess y Jason, en el fondo, no son el matrimonio tan modélico que ella cree. ¿Y si nada es lo que parece?
La premisa de la novela es muy buena, todo hay que decirlo y a la hora de leerlo lo que más me atrajo fue la idea de que el hilo conductor de la historia estuviera contada a través de los viajes en tren de Rachel. Es un recurso muy original, pero por desgracia no suficiente


Os voy a ser sincera. Quería comprar el libro desesperadamente. Era uno de esos ejemplares que quería tener en mi estantería, pero empecé a cambiar de opinión cuando leí algunas reseñas de otros lectores, no muy favorables y en algunos casos casi lapidarias, por lo que he acabado leyéndolo en formato electrónico. Y me alegro de haberlo hecho. No es un libro que merezca la pena ser comprado
No voy a decir que no me ha gustado, porque estaría mintiendo. Me ha entretenido y como muestra, ahí están las 48 horas en las que me lo he leído. Pero no es suficiente. Entretiene, sí, pero no llega a ser una novela que vaya a dejar huella. Creo que es uno de esos casos en los que la campaña de publicidad y marketing le han hecho un muy grande favor (no es casualidad que poco tiempo después de su publicación se hiciera público que va a haber adaptación cinematográfica). 
Vamos a ir por partes. En favor de Paula Hawkins diré que su forma de narrar es muy buena, limpia y estremecedora, pero no deja de ser un intento de emular a Gillian Flynn, autora de 'Perdida'. En mi opinión, 'La chica del tren' ha pretendido tomar todos esos elementos truculentos y oscuros que han hecho de Flynn la gran autora que es. 
En cuanto a los personajes, creo que están bastante bien definidos, sobre todo Rachel, una mujer atormentada, alcohólica y desempleada por la que el lector siente lástima pero también cierta empatía. Bien es cierto que la novela va a lo que va, a conseguir el suspense desde el minuto uno y tal vez por es arazón tampoco profundiza más en los demás personajes. Aún así, volviendo al tema Gillian Flynn, yo he tenido la sensación de estar leyendo las palabras de una segunda Amy Dunne
Como digo, lo más original de 'La chica del tren' es el recurso del tren. Le da mucho suspense y juego a la historia. Es uno de los mayores aciertos. 
Ahora viene la parte polémica. No quiero entrar en detalles, pero una de las cosas que me frenó a la hora de comprar la novela fue que en las opiniones, muchos lectores decían que habían visto venir desde el principio lo que iba a suceder. Cuando empecé a leer 'La chica del tren' me fui formando mi propia paranoia mental y la verdad es que empecé a temer que en efecto, el giro de la historia fuera demasiado evidente, pero al final ha resultado sorprendente. Yo no he visto venir lo que sucede al final, a pesar de que muchos lectores decían que a lo largo de la novela se van soltando pequeñas pistas. En fin, yo en ese sentido me he sorprendido porque lo que pensaba que iba a ocurrir desde el principio ha sido totalmente diferente. En mi caso, esa sorpresa final también le da un punto positivo. 

Paula Hawkins, autora de 'La chica del tren'

Pero, ¿Y los puntos negativos? 
El giro de la novela no es lo mismo que el desenlace y ha sido éste precisamente el que no me ha gustado ni un pelo. La resolución de todo el conflicto, que dicho sea de paso, se vuelve un poco estilo telefilme de esos que emite antena 3 por las tardes, es rápida, insulsa y en cierta medida injusta. 
Para ir terminando, 'La chica del tren' es una novela que, bajo mi punto de vista, es ideal para ser leída del tirón y entretener, porque es cierto que el suspense se mantiene hasta el final, pero por otra parte, no creo que vaya a aportar nada nuevo a los lectores que están acostumbrados a las novelas de suspense. Es una más dentro del montón. Y eso es lo que más me ha decepcionado. 
Como curiosidad, la adaptación al cine va a llevarse a cabo. Tengo ganas de ver cómo la plantean, porque el libro es narrado por tres personajes y no sé, tengo curiosidad de ver cómo resuelven ese tema. Además, según parece, Emily Blunt va a ser la protagonista, o al menos eso se está comentando y a mí es una actriz que me gusta mucho y que me da el pego total para Rachel. 

Veredicto


Comentarios

  1. Le tengo muchas ganas. Espero poder leerlo pronto .
    Muy buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Se pueden leer varios libros a la vez?

Reseña indie 'El secreto de la caja de sándalo: Sherlock Holmes', de Ana María Trigo

Reseña 'Un segundo amanecer', de Charles Martin

Tag de las 20 canciones (20 songs tag)