¿Cómo acabar con la "crisis del lector"?

17 mar. 2015

Os ha pasado, no lo neguéis. En algún punto de vuestra vida habéis ido a coger un libro, incluso uno al que de verdad le tenéis ganas y habéis visto que no conseguíais pasar de la segunda hoja, que los minutos se os hacían eternos y que lo único que el cuerpo os pedía era el tiraros en la cama y hacer absolutamente nada. Todos lo hemos vivido. A veces dura un par de días. Otras semanas y en el peor de los casos meses o incluso años. Es la crisis del lector/a. Y yo también la he vivido. ¿Lo peor? Me parece que voy a empezar a vivirla de nuevo. 

En mi caso, esta crisis viene provocada por la estación primaveral. Como alérgica que soy, me cuesta la vida hacer cualquier cosa entre marzo y mayo. No me pasa solo con los libros. También lo sufro con actividades tan rutinarias como salir de casa para coger un autobús, cepillarme el pelo y a veces hasta levantarme de la cama me supone un esfuerzo descomunal. ¡Maldita alergia al polen! 



Pero en lo referente a los libros es algo que sí o sí me pasa cada año. La vez que más me duró fue casi tres meses. No cogí un solo libro durante ese tiempo, pero es que tampoco encontré alguno que me gustara o sedujera de verdad. Últimamente estoy notando que me cuesta más ponerme a leer, pero saco fuerzas de donde no las tengo y aunque vaya un poco más lenta, siempre leo algo. Si normalmente puedo leer entre cinco y seis capítulos por día y hasta hacerlo con varios libros a la vez, estos días leo entre uno y dos, por lo que pido perdón si no subo reseñas tan rápido. ¡Es que me cuesta mucho! 

Haciendo honor al título de la entrada, diría que existen varias formas de acabar con la "crisis del lector/a". Como siempre, son trucos que a una servidora le han funcionado, pero puede haber otros muchos que podéis compartir conmigo en los comentarios. 

1. Si os cuesta mucho leer, coged algún libro como yo digo, plano. Es decir, comedia romántica o que no os hagan pensar mucho y poco a poco iréis viendo que os volvéis a enganchar. 

2. Café, café, café... En mi caso es que me afecta mucho. Me tomo una taza por la mañana y tengo la energía al 200% durante cuatro o seis horas. Momentos en los que aprovecho para leer. 

3. No os agobiéis. Si un día leéis una página, que así sea. Si al siguiente leéis tres pues... ¡mejor! Sin prisas. 

4. No leáis mientras coméis. Y lo digo por una razón. Yo soy o mejor dicho era de las que leía mientras picaba un poco de chocolate, sobre todo chocolate. ¡Never in the life! En mi caso, comer aunque fuera un poquito me hacía quedarme sopa. 

5. Tampoco leáis en un coche o autobús. De nuevo, mi opinión. Yo no puedo y menos en esta época. El otro día me quedé completamente dormida por ir leyendo en el bus. ¡Y eso que el libro estaba de lo más interesante! 

Y poco más os puedo decir. ¿Cuáles son vuestros trucos?

1 comentario:

  1. Hola! Eso exactamente es lo que me ha estado pasando, pero la mia ha sido como de 9 meses 😓 ningun libro que empiezo a leer me atrapa. Siento que es porque hace poco me gustaba leer libros juveniles, algo que ahora no me atrae demasiado.. pero aun no he encontrado algo que de verdad me guste.

    ResponderEliminar