Series a las que estoy enganchada: New Girl



Lo primero de todo mil perdones por no publicar antes, pero tengo un resfriado que no me deja vivir y contra el que estoy luchando a base de pañuelos y líquidos calientes. Pero bueno, como hoy me encuentro un poco mejor cuelgo esta entrada sobre otra de las series a la que estoy enganchada y que no os podéis perder si queréis echaros unas buenas risas.
Se trata de 'New Girl', una comedia que protagoniza Zooey Deschanel y que ya va por su cuarta temporada. Empecé a verla desde casi el principio y fue un enganche inmediato sobre todo, y creo que es lo más valioso en una comedia, porque me hacía llorar de la risa, algo que busco hoy en día como si no hubiera otra cosa para huir un poco de las malas noticias con las que me encuentro todos los días en la prensa y los telediarios. En fin, que empecé a ver la serie como vía de escape y así estoy hasta el día de hoy. ¡Necesito ver al menos alguna escena de algún capítulo cada día para poder reírme un poco!
La historia está protagonizada por Jess, una chica risueña, despistada y algo alocada que se traslada a vivir a un apartamento habitado por tres hombres llamados Coach, aunque este personaje desaparece durante un par de temporadas y es sustituido por Winston, Nick y Schmidt. El impacto que genera la llegada de una mujer a esta cueva habitada por hombres es inmediato, provocando situaciones embarazosas y cómicas que solo pueden producirse cuando Jess anda por medio. 

En primer lugar y como ya he mencionado antes, la serie me hace reír y debo decir que no es gracias a Zooey Deschanel, que vale, tiene sus puntos, pero los diálogos y las situaciones que más gracia me hacen son las de los chicos. Tanto Winston como Nick y Schmidt son geniales dentro del absurdo que encierran sus personajes. Si tuviera que quedarme con uno de ellos es que no podría. Winston me parece adorable, pero es que Nick, aparte de ser un vago, tiene un sentido del humor que ya me gustaría encontrarlo de verdad en algún hombre. Y luego está Schmidt, con el que me parto de risa a pesar de ser a veces su obsesión por ser el más perfecto y el más guapo le pase factura. 
El personaje de Jess también me gusta, pero creo que al lado de este trío se queda corto. Aunque hay una cosa que no puedo negar: ¡Me encanta su estilo a la hora de vestir! De hecho, creo que en la vida real, el estilo de Jess se asemeja mucho al de Zooey Deschanel y es que me parece que siempre va hecha un pincel y que esos cortes a lo vintage solo le quedan bien a ella. 

Estilos aparte, el guión de la serie consigue incluir grandes dosis de humor sin llegar a resultar cargante al mismo tiempo, lo que es de admirar ya que cada capítulo dura menos de media hora. Las historias y las líneas argumentales son también muy originales y luego también destacan los capítulos especiales como el de Acción de Gracias o Navidad, en el que aparecen personajes secundarios hilarantes como pueden ser los padres de Jess, por ejemplo. 
En serio, no podéis dejar de verla. ¡Os aseguro que os provocará carcajadas! Y eso siempre es saludable. 

Para muestra os dejo este vídeo recopilatorio con algunas de las escenas más graciosas de la serie


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Se pueden leer varios libros a la vez?

Reseña indie 'El secreto de la caja de sándalo: Sherlock Holmes', de Ana María Trigo

Reseña 'Un segundo amanecer', de Charles Martin

Tag de las 20 canciones (20 songs tag)