Reseña 'Entre los muros de Crickley Hall', James Herbert

8 ene. 2015



Hoy toca pasar un poco de miedo con este nuevo libro que os traigo, aunque debo decir que a la hora de la verdad, pensé que iba a gustarme más. 
Leí 'Entre los muros de Crickley Hall' hace cosa de un año más o menos. Tenía ganas de hacerme con algún libro que me hiciera pasar miedo y un día, mirando por Internet ejemplares de la temática thriller y terror di con el nombre de James Herbert, autor británico reconocido a nivel casi mundial dentro del género y responsable de títulos bastante exitosos que, por desgracia, no han sido publicados en nuestro país o, al menos yo no he podido encontrarlos. 
El argumento de 'Entre los muros de Crickley Hall' resulta interesante a simple vista. En apenas cinco minutos la vida de Gabe y Eve cambia para siempre cuando su hijo Cam desaparece mientras juega en el parque. Tratando de huir de lo ocurrido, la pareja se traslada junto a sus dos hijas a Crickley Hall, una mansión situada en un barranco y en la que el viento y la lluvia azotan con fuerza. Ya la primera noche escuchan los primeros ruidos extraños: crujidos y pisadas que vienen de la buhardilla. Al principio, el matrimonio intenta convencerse de que lo que escuchan es fruto de su estado de nervios, pero a medida que las noches se suceden, Eve empieza a sospechar que algo raro tuvo lugar en la casa. La confirmación llega cuando un día y gracias a los atípicos rayos de sol que se cuelan por una polvorienta ventana, Eve ve a unas fantasmagóricas figuras caminar por la casona

Ya desde la primera página, la novela comienza con mucha fuerza, lo que provocará que el lector devore los capítulos sucesivos desesperado por conocer qué diablos es lo que está ocurriendo en Crickley Hall. En ese aspecto, Herbert, haciendo uso de un lenguaje claro y ameno y deteniéndose lo necesario para describir el ambiente tétrico de la mansión, consigue mantener la atención del lector hasta casi el final. Y digo casi porque si hay algo que no me enganchó de la novela es la presencia del matrimonio protagonista, lo que, a mi juicio, hace que en algunos momentos la historia personal de cada uno, el drama por el que están atravesando se vuelva en ciertos puntos algo pesado
Gabe y Eve se quieren y su amor prevalece incluso después de la desaparición de Cam. Esa es la premisa con la que empieza 'Entre los muros de Crickley Hall', pero como ya digo, esa no fue la sensación que me dio a mí. A lo largo de 600 páginas, la relación entre el matrimonio se me hizo algo falsa, como si quisieran estar juntos por el simple hecho de proteger a las dos hijas que le quedan. Igual me equivoco, porque como ya digo lo leí hace un año aproximadamente, pero estoy convencida de que Gabe apenas tiene gestos cariñosos con Eve. No recuerdo que le diga un te quiero y mucho menos que mantengan relaciones sexuales o al menos lo intenten. No sé, lo que quiero decir es que me pareció un matrimonio insulso. Entiendo que estén pasando por malos momentos y que la tragedia de Cam les vaya a marcar la existencia de por vida, pero eché en falta más complicidad entre ellos, más química
El resto de personajes tampoco es que sean la panacea. Por destacar, me gusta mucho Cally, la hija pequeña de Gabe y Eve. Me encanta su inocencia y que de toda la familia, sea ella la que más receptiva esté a la hora de afrontar la posibilidad de que en su casa habiten fantasmas. 
El desenlace de 'Entre los muros de Crickley Hall' es muy sorprendente, casi de lo mejor de la novela. 

Como curiosidad, os diré que la BBC hizo una miniserie basada en la novela llamada 'El secreto de Crickley Hall'. Es bastante fiel a la historia de James Herbert y los personajes están bien interpretados, sobre todo el de Eve. Se toman unas cuantas licencias que resultan algo ridículas, pero en general es entretenida, del mismo modo en que lo es el libro. 
Veredicto


No hay comentarios:

Publicar un comentario